Cables de acero

Le presentamos nuestros cables de acero en diferentes medidas a su disposición en esta sección de nuestra tienda

¿Necesitas cables de acero? ¿No sabes dónde comprar cables de acero inoxidable? En Krealo disponemos de una gran selección de cables de acero y accesorios pero, también, de un asesoramiento y conocimiento adecuado para este tipo de productos.

Consejos para mejorar los cables de acero

Los cables de acero son productos muy duraderos y que necesitan de un buen funcionamiento para llevar a cabo el desempeño para el que se les utiliza. Es por eso que hay que garantizar no solo que están hechos con materiales de calidad, sino también llevar a cabo unas pautas para mejorar el uso del cable de acero. ¿Quieres saber en dónde debes tener más cuidado?

Cuidado con las torsiones

Cuando vas a comprar un cable de acero galvanizado lo más normal es que venga torcido, es decir, en una bolsa y enrollado. Para evitar que el cable de acero se rompa pronto hay que quitarle esa “vida”, es decir, hay que desenrollarlo por completo y quitarle todas las torsiones que tenga para que quede lo más recto posible y así no haya roturas. De hecho, es una manera también de verificar que los cables de acero están en perfecto estado.

Si lo dejas mucho tiempo de esa forma puede sufrir más y hacer que su calidad de vida se acorte.

Utilización de los cables de acero

Antes de empezar a trabajar con los cables acerados es necesario “entrenarlos”, es decir, hacer el trabajo sin ninguna carga, o con una mínima para ver cómo resiste el cable y evitar accidentes. De esa manera también le estás ofreciendo un ajuste gradual al trabajo y podrás exigirle más con el tiempo. Es como cuando empiezas a hacer ejercicio, vas de manera gradual y siempre con un calentamiento.

No es adecuado juntar varios cables de acero

Salvo que el trabajo así lo precise, lo normal no es utilizar varios cables de acero porque se pueden deteriorar antes por la fricción que estos tengan entre sí, sobre todo si se tocan.

Lubricación

Un secreto que no muchos conoces es que los cables de acero duran mucho más si se les da una lubricación. De esta forma se disminuye el rozamiento interno. Esto puede ayudar a que funcionen mucho mejor pero requiere de unas medidas adecuadas para lubricar y después limpiar (porque hay que limpiarlo después con el exceso).

Cuidado con las poleas y lugares por donde pasa el cable de acero

A la hora de usar el cable de acero no hay que prestar atención solo al propio cable sino también al lugar por donde pasa como son las poleas u otras zonas. Si no están bien cuidadas pueden repercutir negativamente en la vida de un cable y hacer que se rompa antes.