BlogKréalo!

30 de octubre de 2017 publicado en

Apliques de interior, ¿cuál elegir?

Apliques de interior, ¿cuál elegir?

Muchas veces, cuando pensamos en iluminación, lo primero que se nos viene a la cabeza son las lámparas de techo. Sin embargo, hoy día existen muchas soluciones prácticas que nos pueden ayudar a iluminar estancias de nuestro hogar de forma moderna, clásica, rústica, etc.

Los apliques de interior

Un aplique de interior es una forma de iluminación que puedes utilizar hoy día. Normalmente se colocan en los baños pero eso no quiere decir que no puedas ponerlo en otras estancias de un hogar.

Existe una pequeña diferencia entre el aplique de interior (del que hablamos en estos momentos) y el aplique de exterior. Estriba en la forma de acoplarse en la pared además de una junta de goma que cierra la tulipa que solo se da en los apliques de exterior.

Pero volviendo a los de interior, debes tener en cuenta que los apliques de interior te pueden dar una luz tenue de ambiente y pueden ser los sustitutos de las lámparas de pie (ya que, si los colocas a nivel de la vista, harán la misma función).

Los usos de los apliques de interior

  • Puedes usarlos para iluminar espacios concretos, como rincones, espejos, cuadros, etc. Al poder ser orientables, te permite dirigir la luz al punto que tú quieras.

  • Puedes usarlos para iluminar escaleras o pasillos. Incluso, para ahorrar en la factura de la luz, podrías combinarlos con sensores de movimiento para que se enciendan cuando realmente sean necesarios.

  • Puedes usarlos en los baños para crear un ambiente más íntimo y al mismo tiempo focalizar la luz donde se necesite de verdad. Eso sí, necesitan un nivel de protección alta (IP44 al menos) para evitar el agua o el polvo.

  • Puedes usarlos en los dormitorios ya que aportan una luz tenue y conseguirán un efecto de intimidad mayor.

Cómo elegir apliques de interior

Si te has decidido a poner apliques de interior en tu hogar, el primer bache con el que te vas a encontrar es, sin duda, elegir uno. En el mercado puedes encontrar muchas clases de apliques que, si no conoces bien, pueden hacer que tomes una decisión errónea.

Por eso, en general, para elegir apliques de interior, debes tener en cuenta lo siguiente:

Ubicación

Por ubicación nos estamos refiriendo al lugar donde vas a colocarlo. Antes te hemos hablado de los lugares donde se pueden poner los apliques de interior. En realidad podrían ser en muchos más lugares pero cada uno tendrá unas características propias y unas necesidades (por ejemplo, en el caso del baño).

Con respecto a la ubicación, debes tenerla presente para evitar que pueda haber destellos o deslumbramientos que harán que no se esté cómoda en la habitación donde estén (mientras los tengas encendidos). Esto estará muy en relación con el tipo de luz que se quiera utilizar.

Estilo

Como te hemos comentado antes, en el mercado puedes encontrarte muchos tipos de apliques de interior. Esto te abre una oportunidad para adaptarse a cualquier ambiente. Lo único que puedes tardar más tiempo en conseguir encontrar el que más se adecue a lo que buscas.

En concreto, hay apliques de interior clásicos, rústicos, modernos, sofisticados, e incluso, dentro de todos esos, y de muchos más, hay para los más pequeños, para los jóvenes, para adultos y para personas mayores. Como ves, un sinfín de oportunidades donde elegir.

La luz que necesitas

Un aplique de interior se coloca porque se necesita luz. Pero a menudo no es necesaria una luz general y sí una indirecta, o incluso decorativa.

Según necesites un tipo de luz u otra, vas a tener que escoger unos apliques u otros. Por ejemplo:

  • Si quieres una luz que ilumine toda la habitación de manera uniforme, entonces debes escoger un aplique con luz general.

  • Si lo que quieres es crear un ambiente, casi siempre íntimo, entonces tienes que ir a por apliques de luz indirecta.

  • Finalmente, si lo que necesitas es iluminar un detalle concreto o un rincón de la habitación, busca apliques de interior de luz específica.

Tecnología

Los apliques de interior antiguos solo permitían un tipo de bombillas pero hoy día, la gran variedad de apliques en el mercado te permite encontrar apliques con diferentes casquillos y anclajes, no solo los más comunes, como E14 o E27, sino muchos otros. Además, nuestra recomendación es que uses modelos de apliques que puedan soportar las bombillas Led porque dan mejor resultado.

Instalación

¿Sabías que los apliques de interior se pueden poner de varias formas diferentes? Pues sí, en concreto te vas a encontrar con dos tipos de instalaciones de los apliques:

  • Apliques de interior atornillados. Son los más habituales ya que se atornillan a la pared y son muy fáciles de poner. En este mismo grupo vas a poder encontrar algunos que van con cable para que se usen como luz de mesita de noche (sustituyendo a las lámparas de mesita).

  • Apliques de interior de pinza. Tienen en la base una pinza para colocarlos en otro lugar. Un ejemplo puede ser para colocarlo en el baño o bien en zonas de lectura, para dar más luminosidad al lugar.

¿Has aprendido cosas nuevas de los apliques de interior? Así lo esperamos. Debes tener en cuenta que no conviene que cargues demasiado una estancia con los apliques de interior ya que estos pueden hacer que la habitación se vea más pequeña (al poner más obstáculos en las paredes). Tampoco se deben usar como iluminación general en lugares muy grandes (porque tendrías que usar muchas).

En Krealo sabemos lo difícil que puede ser enfrentarse a todos los productos de iluminación que hay en el mercado y es por eso que nos gusta darte consejos y enseñarte esas claves que pueden hacer de tu hogar un lugar más bonito y acorde con lo que siempre hayas soñado. Con nuestra ayuda podrás crear ese ambiente que tanto te gusta.

Además, si tienes alguna duda, solo has de ponerte en contacto con nosotros para que podamos asesorarte y lograr que todo quede perfecto para tu habitación.

Últimas entradas