BlogKréalo!

09 de septiembre de 2021 publicado en

Lámparas de pie: guía imprescindible

Lámparas de pie

Si siempre has querido una lámpara de pie, ahora es tu oportunidad porque las lámparas de pie se llevan y no solo para salones o para habitaciones relacionadas con la lectura, también para otro tipo de estancias.

Por eso, en Krealo hemos querido hacer una guía imprescindible para que sepas todo lo que debes saber sobre las lámparas de pie. ¿Sigues leyendo para enterarte?

¿Qué son las lámparas de pie?

Las lámparas de pie tienen muchos años. Han formado parte de muchos hogares y, aunque quedaron relegadas a un segundo plano, o incluso desaparecieron de la decoración del hogar, han vuelto con fuerza y con diseños que pueden combinar a la perfección con cualquier tipo de decoración tanto en casas como en oficinas.

Hablamos de lámparas que no están conectadas a techos ni paredes sino que se basan en un pie y una pantalla donde se encuentra la bombilla que ilumina todo el conjunto.

¿Qué características tienen las lámparas de pie?

Las lámparas de pie se caracterizan por su diseño, compuesto por lo siguiente:

Un pie

Antiguamente se basaba en un único tubo, normalmente cilíndrico, de madera o metal que servía de base para la bombilla y la pantalla. Hoy en día puedes encontrar muchos tipos diferentes de pie, no solo con un único tubo sino que puede tener varias “patas” o este puede formar un diseño en conjunto con el resto de la lámpara.

Una pantalla

Puede estar hecha de muchos tipos, no solo de papel, tela, seda, plástico, etc. Además, se permite el hecho de que no solo haya una pantalla, sino que la lámpara de pie podría dividirse incluso en varias pantallas con sus luces o bien una única pero sin que tenga que tener un formato circular sino que se juega con otras formas (óvalos, cuadrados, y otros diseños).

Consejos sobre cómo comprar lámparas de pie

Adquirir una lámpara de pie puede ser fácil pero en realidad no lo es. Hay muchos tipos diferentes y eso hace que la elección de la mejor lámpara requiera atender a una serie de cuestiones que te ayudan a encontrar la más adecuada.

1. ¿Qué uso le vas a dar?

La lámpara de pie, ¿la vas a usar para iluminar toda la estancia?, ¿la vas a usar para crear un ambiente íntimo y cálido?, ¿la quieres solo como decoración? No es lo mismo una lámpara que ilumine toda una habitación que una que solo sirva como decoración, el tipo de luz influirá, y mucho, en la elección. Por eso, si quieres una que vaya a iluminar bien tendrás que escoger lámparas con bombillas de gran intensidad. Por el contrario, si solo va a ser decorativa, te centrarás más en el diseño que en la funcionalidad de la lámpara. Y en caso de que la quieras para leer, buscarás lámparas que tengan brazos orientables o se pueda dirigir la luz.

2. ¿Qué decoración tienes en la estancia?

Antes, las lámparas de pie no te dejaban mucho donde escoger porque encontrabas pocos modelos. Ahora, esto ha cambiado y puedes encontrar lámparas orientales, lámparas rústicas, lámparas minimalistas, etc. que harán que, cada decoración que tengas, combine bien con un determinado modelo de lámpara.

Esto es un problema pues no en todas las tiendas de iluminación vas a encontrar las distintas lámparas de pie que existen, pero se soluciona echando un vistazo por Internet y localizando la lámpara que más te guste.

3. ¿Cómo quieres que sea tu lámpara de pie?

¿Quieres una lámpara de madera? ¿Una cromada? ¿Una con la pantalla oriental? Una vez hayas respondido la pregunta anterior, quedará fijarte en el diseño de la lámpara. Eso te irá descartando algunas para, finalmente, quedarte con las que realmente están acordes a tu búsqueda.

Ideas para decorar con lámparas de pie

Antes de terminar nuestra guía imprescindible de lámparas de pie, queremos dejarte algunas ideas sobre la decoración en distintas estancias con este tipo de luminarias. Para que sepas qué hacer con una de ellas en cada habitación.

En el salón

En los salones las lámparas de pie pueden lograr un efecto muy íntimo colocadas en esquinas o zonas donde otro tipo de decoración no suele ser habitual. Igualmente, al lado de mesas, taquillones o similares puede ser una buena opción, siempre acorde al mueble al que está pegada, para que combine bien.

En el comedor

En el caso del comedor, las lámparas de pie pueden formar parte de la decoración. Como sabes, lo principal del comedor es la mesa, pero eso no quita que no haya otros muebles (por ejemplo para guardar los platos) y, ahí, puedas tener una lámpara de pie.

En la biblioteca u oficina

Las bibliotecas y oficinas son zonas más acordes con las lámparas de pie. De hecho, estas lámparas siempre han estado relegadas a esas zonas sin pensar que podían formar parte de la iluminación y decoración de otras estancias.

En cuanto a su ubicación, se recomienda colocarlas al lado de los sillones o en zonas donde se permita mover el brazo de la lámpara para centrar la luz para leer o para trabajar.

En el dormitorio principal

Para los dormitorios, las lámparas de pie pueden estar bien para zonas cercanas a la cama o, si es más grande, donde haya sillones. Crean un ambiente más apagado, íntimo y cálido, ideal para las parejas.

En la habitación del bebé

Una habitación de bebé también puede contar con este tipo de luminaria, siempre que se tenga cuidado con el cable y no se coloque en una zona a la que pueda acceder el pequeño. Pero, por ejemplo, al lado de la silla donde se amamanta, para crear una atmósfera cálida, puede ser una buena opción, que también se puede usar para dejarla como luz de guía por la noche.

En el baño

Sí, hasta en el baño podemos considerar colocar una lámpara de pie. Puedes ponerla al lado de la ducha o la bañera con el objetivo de que esta sirva como iluminación ambiental cuando te estés duchando o bañando y quieras permanecer un poco allí relajándote.

Eso sí, hay que proteger de la humedad y los cables, por lo que se recomienda que el enchufe esté alejado de fuentes de agua.

Últimas entradas