BlogKréalo!

15 de noviembre de 2017 publicado en

Cómo elegir focos de empotrar

Cómo elegir focos de empotrar

Hoy día, en el mercado, existen muchos tipos de luminarias y lámparas que podéis utilizar para cualquier estancia. Una de ellas son los focos de empotrar, una fuente del medio beneficio está en no ocupar apenas espacio puesto que se encajan perfectamente en un falso techo en hogares o negocios.

Los focos de empotrar

Existen muchos focos de empotrar de diferentes características ya que puedes disponer en el mercado de una gran variedad en cuanto a diseño y a tecnología. Los más utilizados son los focos empotrables halógenos o bien los focos LED aunque también puedes encontrarte downlight con bombillas LED o de bajo consumo.

Cuando pienses en colocar un foco empotrable debes tener muy en cuenta la estancia o la habitación en la que lo vas a colocar porque no es lo mismo iluminar una zona u otra. También debes considerar el tipo de foco a utilizar porque, por ejemplo, los focos LED están indicados para habitaciones donde se va a dejar encendida la luz muy poco y tendrá múltiples ocasiones en las que se encienda y se apague. En cambio, para habitaciones en las que la luz va a permanecer encendida durante mucho tiempo, son mejores las bombillas de bajo consumo y por tanto los focos de empotrar de bajo consumo serán los más adecuados.

¿Cuántos focos de empotrar necesito?

Ahora que sabes dónde vas a colocar los focos de empotrar y que has podido escoger el tipo de foco a instalar, lo siguiente que debes considerar es el número de focos de empotrar que vas a necesitar. En este caso, debemos decirte que dependerá mucho del tipo de foco de empotrar que elijas, ya sea un foco LED, un foco de bajo consumo, un halógeno con transformador, un halógeno sin transformador.

Cómo elegir tus focos empotrables

Para que te hagas una idea, si tienes un pasillo de 2 metros cuadrados necesitarás un solo foco de empotrar si es halógeno con transformador y 2 en el resto de los casos. Sin embargo, en el caso de una habitación como puede ser un salón de 12 metros cuadrados, serán necesarios al menos 6 focos de empotrar menos en el caso de halógenos con transformador, donde solo necesitarás 5.

Esto se lleva a cabo con el objetivo de iluminar de la mejor manera posible teniendo en cuenta que los focos de empotrar no consumen demasiada electricidad y no repercutirá en la factura de la luz siempre que se utilicen adecuadamente.

Tipos de downlight

Dentro de los downlight, puedes encontrarte con una diferencia y es que podrás encontrar downlight con distintos tipos de bombillas. Los más habituales son:

Downlight Fluocompacta

Son también conocidos como focos de bajo consumo. Se caracterizan por ofrecer una luz general y abierta y son muy adecuadas en estancias donde va a estar la luz encendida durante mucho tiempo.

Eso sí, tienen un inconveniente y es que distorsionan un poco los colores con lo que no se verán de forma nítida, o al menos no tan nítida como con otras bombillas. Otro problema con el que nos encontramos es el hecho de que, al encenderse, apenas si iluminarán y han de ir calentándose para estar al 100%. Esto implica que haya que encender y esperar unos segundos para poder tener la iluminación adecuada para cualquier actividad.

Downlight Led

En el caso de los focos led, la iluminación que ofrecen puede ser muy parecida a la luz natural. Se recomienda colocarlos en baños, cocinas, pasillos, escaleras, recibidores, etc. porque, al tener un encendido instantáneo, y poder encender y apagar sin que se perjudique su vida útil, dan mejor resultado en estos lugares.

Focos halógenos

Si te decantas por poner focos halógenos, debes saber que van a darte una luz amarilla, a veces más brillante si usas halógenos con transformador. Esto tiene la ventaja de percibir el color real pero, por otro lado, puede dar más deslumbramientos.

Para evitarlo, lo mejor es utilizar un regulador.

Focos Led

Los focos Led tienen una ventaja significativa: el ahorro. Además, no emiten calor y la luz que dan puede ser blanca o amarilla, según tus gustos.

La gran pregunta: usar transformador o no

Como ves, te hemos hablado de que, entre los focos de empotrar, puedes encontrar con transformador, o sin él (se conecta directamente a la luz). Así que vamos a darte las diferencias que existen según cada foco de empotrar.

Si el foco es downlight

Si el foco es downligh, la diferencia entre el transformador y la ausencia de él se nota en:

  • Hay una luz más brillante, tiene un soporte mayor a los cambios de tensión y puede durar más (el doble que si no se usar transformador).

Si el foco es halógeno

En el caso de los halógenos, ocurre algo parecido a lo anterior porque, con la utilización del transformador, se mejora significativamente el foco.

  • La luz es más brillante, puede durar hasta 5.000 horas (mucho más que las 1000 horas en el caso de no usar transformador), y soporta mejor los cambios de tensión.

Una vez conoces las diferencias, en ti está la elección final para saber el tipo de foco de empotrar o downlight que te gustaría poner en tu habitación o negocio.

Consejos para instalar focos empotrables

Si finalmente te decantas por los focos de empotrar, te dejamos algunos consejos que deberías tener en cuenta:

  • Consulta la distancia que debería haber en el techo. La mayoría de focos se instalan en un falso techo. Por ejemplo, en downlights normales, el falso techo debería ser de 10-20 centímetros.

  • También debes considerar el diámetro del foco para hacer el agujero en el techo y no pasarte, o quedarte corto.

  • Recuerda que ha de haber una separación mínima de 80 centímetros entre los focos. Esto se hace para que no haya sombras o lugares donde la luz se derroche.

¿Quieres saber más sobre los downlights? Entonces te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros para que te ayudemos y asesoremos. Somos especialistas en iluminación y tenemos la respuesta a todas esas preguntas que te surgen sobre los focos de empotrar. Consúltanos y lo sabrás.