BlogKréalo!

28 de septiembre de 2017 publicado en

Cómo elegir lámparas de techo

Elegir lámparas de techo

Seguro que más de una vez te has quedado mirando las lámparas de techo y pensado si fueron la mejor elección en su día. ¿Te ha pasado? Hoy en krealo te damos unos tips para elegir lámparas de techo

Consejos para elegir lámparas de techo

Para muchos, una lámpara de techo es algo a lo que no hay que prestar mucha atención porque la gente no suele estar pendiente solo del techo, sino de todo el conjunto. Sin embargo, ya sabes que la iluminación puede hacer que una habitación se vea mejor o peor. Y en este caso la elección de las lámparas de techo es importante.

Pero, ¿cómo elegir lámparas de techo? Porque, hoy día, hay muchos estilos para tu casa, desde el estilo más moderno al estilo infantil, rústico, minimalista, etc. ¿La elección será la misma? Pues en realidad no. Hay que tener en cuenta dos cosas: estilo y decoración. Y por eso en Krealo.es vamos a ayudarte aportándote algunas claves importantes para que tu lámpara sea la mejor que podías haber escogido.

Cómo son las lámparas de techo

Lo primero que debes saber a la hora de elegir lámparas de techo es cómo son y para lo que sirven. Una lámpara de techo no sirve solo para iluminar, que es lo que se creía antiguamente, sino que también pueden decorar. Por eso es que hay diferentes estilos de lámparas a tomar en cuenta en base a cómo quieras decorar la habitación: un estilo clásico, un estilo infantil, un estilo natural, etc.

La elección va a depender, en gran medida, del tipo de decoración a utilizar en la habitación pero, también, a tu propia personalidad. No es lo mismo poner una iluminación basándote en una decoración y estilo atemporal que hacerlo tomando en cuenta tu propia personalidad, por ejemplo en cuanto a colores o diseños de los muebles y lámparas.

Cómo ilumina una lámpara de techo

Antes, cuando no había tantos modelos de lámpara de techo, la iluminación que se conseguía era únicamente general. Hoy día esto ha cambiado mucho y ahora puedes tener diferentes tipos de luces según la lámpara de techo.

En base a esto, las más utilizadas son:

  • Luz ambiental. Una iluminación homogénea en toda la estancia que trata de evitar sombras o lugares más oscuros. Podríamos decir que es una iluminación general puesto que lo que trata es de dar la mayor cantidad de luz a la mayor cantidad de espacio posible. Suelen ser lámparas que tienen varios brazos y no disponen de pantalla para que las bombillas iluminen sin ningún problema.

  • Luz focal. En el caso de la luz focal, el tipo de iluminación que se consigue se centra en un punto de la habitación. La lámpara de techo no ilumina todo por igual sino que se produce una luz centrada cuyo objetivo es iluminar un punto concreto, obviando todo lo demás. Suele ser un tipo de luz que se utiliza en las cocinas o salones y se caracteriza porque las lámparas de techo suelen tener pantallas cerradas para enfocar mejor la luz de las bombillas haciendo donde se quiere exactamente.

  • Luz de detalle. Es muy parecida a la iluminación anterior solo que, en este caso, el tipo de luz no suele ser suficiente para hacer una actividad sino más bien para resaltar algún objeto o cuadro, pero nada más.

Cuidado con la decoración

Un aspecto importante, y que no muchos tienen en cuenta, es sobre el tipo de decoración que hay. En el caso de tener paredes o muebles oscuros, vas a necesitar mayor iluminación que si las paredes y los muebles fueran claros. Es por eso que, en caso de una habitación con pintura clara, puede quedar bien iluminada con una lámpara de techo y, en contra, las habitaciones oscuras, requieren de más iluminación.

El tipo de lámpara de techo ideal

Si te preguntas cuál es el tipo de iluminación ideal, debemos decirte que esta es la iluminación suave porque, con ella, conseguirás un efecto más cálido y apacible, al contrario de utilizar luces más fuertes o incluso fluorescentes.

Otra recomendación sería en base a las lámparas de techo, que es mejor escoger aquellas que tengan varios puntos de luz para que la luz se distribuya por toda la superficie del cuarto creando un destello atractivo y que no duela al los ojos.

El tipo de lámpara de techo

En el mercado puedes encontrar muchos tipos de lámparas de techo, a cada cual más bonita, o menos. Pero a la hora de elegir, tienes varias donde hacerlo. Las más utilizadas son:

  • Lámpara de araña. Es una de las que menos se utiliza ahora por el tamaño que tiene ya que suelen ser grandes y además centran toda la atención de la habitación. Eso sí, el techo tiene que ser alto, de al menos 3 metros porque, más bajo, puede dar problemas con algunas personas altas (o creando una sensación de que la habitación es más pequeña).

  • Lámparas colgantes con focos. Es la más utilizada ahora mismo y, debido a los focos, puedes dirigir la luz hacia donde quieras.

  • Focos. Otra opción son los focos en el techo. Suele ser una única lámpara que se coloca y, al contrario que la anterior, no se puede dirigir la luz por lo que produce una luz general.

  • Lámparas colgantes. Este tipo de lámparas, bien con pantalla o sin ella, son para aportar una luz específica en un lugar determinado, por ejemplo en la mesa del comedor, o en una mesa en el salón.

El tamaño de la lámpara de techo

Finalmente queremos hablarte del tamaño que debe tener la lámpara de techo que irá acorde con la habitación que tengas.

En general, lo primero que tienes que saber es la dimensión de tu habitación (midiendo el largo y el ancho). Después has de multiplicarlo por 3 y sumarlo a lo anterior para, de nuevo, volver a multiplicarlo por 2,5. El resultado te dará el diámetro que debe tener tu lámpara de techo para que sea adecuada para esa habitación.

Además, si el techo es alto, has de ampliar el diámetro (el mínimo sería eso pero quedaría mejor más grande) y, en caso de que la habitación fuera estrecha, sería mejor una iluminación basada en puntos de luz (no solo uno).

Ahora que sabes qué mirar para elegir lámpara de techo, puedes consultarnos sobre el tipo de bombilla a utilizar. Estarás asesorada por expertos, no lo dudes.

Últimas entradas