BlogKréalo!

20 de febrero de 2020 publicado en

Cómo iluminar con lámparas colgantes

Cómo iluminar con lámparas colgantes

La iluminación de los hogares, como los años, cambia cada poco tiempo. Las modas también son algo que va cambiando con el tiempo y, en este caso, se han puesto muy de moda las lámparas colgantes.

Pero iluminar con lámparas colgantes no es algo que pueda permitirse en cualquier hogar. Requiere de unas necesidades especiales. ¿Quieres saber más sobre las lámparas colgantes? Pues sigue leyendo.

¿Dónde se pueden colocar lámparas colgantes?

Las lámparas colgantes se caracterizan por ser lámparas que se fijan al techo pero que después bajan a una mayor altura, es decir, que no se quedan pegadas al techo sino que cuelgan del mismo.

En el mercado hay una gran variedad de modelos de lámparas colgantes, pero para instalarlas en los hogares se requiere de:

1. Techos altos

Es importante esto, sobre todo porque este tipo de lámparas, al colgar, restan visibilidad y si el techo es bajo va a crear el efecto de que la habitación es pequeña, o incluso dará problemas para no estar en medio a la hora de conversar entre las personas.

2. Habitación amplia

Una habitación pequeña con una lámpara colgante no es lo mejor, porque hará que se vea más pequeña de por sí. En cambio, en un dormitorio grande (de uno 15 metros cuadrados o así) o en el salón sí que podrías optar por este tipo de lámparas para el techo.

3. Buen sistema de fijado

Porque hablamos de que la lámpara quedará suspendida en el aire y necesita tener un enclave firme para que, ni tire de los cables, ni tampoco se pueda caer en el momento menos indicado.

¿Qué tipos de lámparas colgantes hay?

Las lámparas colgantes tienen como objetivo el decorar, pero también atrapar al visitante. De hecho, en la mayoría de los casos, cuando entras en una habitación donde hay una lámpara colgante, es lo primero que ves a la hora de fijarte en los detalles.

Podemos decirte que existen tres tipos principales de lámparas colgantes, donde se engloban todos los modelos de este tipo:

Lámparas colgantes tipo farol

Son aquellas lámparas que se asemejan a faroles o linternas. Su diseño evoca a los antiguos faroles que existían antiguamente y que tenía en su interior una vela que se encendía solo por la noche.

Este tipo de lámparas pueden ir muy bien en escaleras y vestíbulos siempre que la altura mínima a la que quede el farol con respecto al suelo sea de 2,2 metros. En esta ocasión, esta lámpara se suele colocar en el centro del lugar.

Lámparas colgantes tipo pantalla

Las lámparas colgantes tipo pantalla enfocan la luz hacia un punto concreto. Dan una iluminación general pero focalizada, es decir, puntual y general indirecta.

Son ideales cuando lo que se quiere iluminar es un espacio, un área de trabajo, etc. porque, aunque aportan una luz en toda la habitación, realmente el haz de luz va directamente a un punto concreto.

Las pantallas pueden estar hechas de muchos materiales diferentes. Cada uno de ellos provocará un efecto diferente en la iluminación. Por ejemplo, en el caso de las pantallas de vidrio o plástico, cuando son translúcidas, suelen general una iluminación indirecta. Sin embargo, cuando la pantalla es metálica, la luz es más puntual que genérica.

También tienes las de pantalla invertida, que ofrecen una luz difusa y no deslumbra. El inconveniente que tienen este tipo de lámparas es la suciedad en el interior de las mismas, pero se pueden limpiar fácilmente.

Lámparas colgantes tipo candelabro

Por último, tenemos las lámparas colgantes tipo candelabro que recuerdan a los candelabros y lámparas de candelabro donde, en lugar de bombillas, se usaban velas. Este tipo de lámparas suelen tener más de 3 bombillas y diferentes tamaños según la habitación.

Para que te hagas una idea, si quieres colocar este tipo de lámpara en un comedor, sabrás que has de ponerla sobre la mesa del comedor. Su tamaño deberá ser unos 30cm más estrecha que la mesa y siempre a unos 70 cm sobre la superficie de la mesa para que no moleste a los comensales.

Este tipo de lámparas suele ser más adecuada para salones o para dormitorios, aunque no quita que se use en comedores.

Consejos para instalar lámparas colgantes

Ahora que ya sabes a grosso modo los tipos de lámparas colgantes, instalarlas puede ser tu objetivo. Pero, antes de salir a comprar a lo loco, queremos darte algunos consejos para instalar lámparas colgantes:

1. Revisa bien las características de la habitación

Comprar una lámpara colgantes no puede ser un mero capricho. Son lámparas que precisan unas características como los techos altos o un tamaño adecuado de habitación. Por eso, antes de nada, piensa si es la más adecuada para esa habitación.

En general, las lámparas colgantes se pueden colocar en salones, escaleras, vestíbulos y comedores. Esto no quiere decir que no puedan estar en otros lugares, sí que podrán, pero siempre que se cumplan las características mínimas de las lámparas.

En el mercado hay otras opciones de lámparas que, aun no siendo lámparas colgantes, sí simulan algo la caída. Esas serían buenas opciones si no puedes permitirte una colgante.

2. Elige el tipo de lámpara

Afortunadamente en el mercado vas a encontrar muchos modelos de lámparas colgantes. Seguro que hay una que es la que mejor va en tu decoración. Puedes encontrar lámparas colgantes vintage (muy de moda ahora), lámparas clásicas, lámparas modernas, lámparas colgantes de estilo industrial, etc.

3. A la hora de instalar, cuidado con la altura

Uno de los mayores errores que se cometen al instalar lámparas colgantes es no respetar la altura mínima que debe haber para que la lámpara no sea un estorbo. De ahí que se recomienden los techos altos, para que no levantes los brazos y le des a la lámpara, o para que no se interponga con tu interlocutor cuando estéis conversando.

Como ves, las lámparas colgantes están de moda y hay muchos modelos donde escoger. Con unas nociones básicas como las que te hemos aportado, seguro que tu compra es más acertada. No te olvides de seguirnos para aprender más sobre temas de iluminación.