BlogKréalo!

15 de diciembre de 2017 publicado en

Cómo iluminar la zona de lectura de tu casa

Cómo iluminar la zona de lectura de tu casa

Hoy en día son muchas las personas que leen. Normalmente, los aficionados a la lectura tienen una zona para leer pero, en ocasiones, se falla en iluminar la zona de lectura de tu casa. ¿Quieres que te ayudemos para que no pase?

Ideas para iluminar la zona de lectura de tu casa

Cuando piensas en una zona de lectura seguro que viene a tu mente una butaca o un sofá muy cómodo, una taza de té, un libro, o muchos, y una buena iluminación para poder estar toda la noche, si el libro lo merece, leyendo. ¿A que sí?

Pues hoy en Krealo.es vamos a ayudarte a que eso se haga realidad porque, ya sea que tengas un espacio grande o uno pequeño, puedes tenerlo, más si te gusta mucho la lectura. Para ello, deberás tener en cuenta lo siguiente:

Luz solar

Siempre que puedas, coloca el rincón de lectura al lado de una ventana grande o donde entre más luz. De ese modo tu vista se cansará menos porque aprovecharás las horas de luz que hay en verano y en invierno podrás tener la luz menos encendida por el día.

La luz solar sabes que es agradable para el cuerpo y trae muchos beneficios de salud con lo que hay que tomarla en cuenta siempre que se pueda.

Si no hay luz, una lámpara de pie grande

En el caso de que, donde quieras poner la zona de lectura de tu casa, no haya luz solar, tendrás que hacerte con una lámpara de pie grande para iluminar la zona de lectura. Estas lámparas permiten tener un foco que vaya dirigido a un punto concreto, en este caso el libro que es donde queremos que se dirija la luz.

Cómo se ilumina la zona de lectura

De esta forma conseguimos lo mismo que con la luz solar, que la vista no se nos canse y que tengamos un punto de luz en el que enfocarnos (de hecho, para los niños más activos, puede ser una forma de centrar su atención porque le iluminas aquello que tiene que ver y donde ha de enfocarse).

Otra ventaja que tienen las lámparas de pie es que la luz la proyectan por encima de la cabeza, creando una sensación cálida (siempre que uses bombillas cálidas, por supuesto) para que te sientas bien estando en ese lugar.

Luces en paredes

Hay ocasiones, bien porque la zona de lectura es más grande, bien porque sois varios los que estáis en esa zona, que hay que utilizar apliques o downlights para iluminar de manera adecuada. Y es que, cuando en lugar de un sillón, hay varios, debes tener en cuenta que todos requerirán de una iluminación puntual.

Para ello, los apliques en las paredes, situando las sillas o sofás al lado pueden ser una opción siempre que la luz sea dirigida e incluso regulable (porque algunos querrán más luz y otros menos).

Cómo saber si la iluminación en la zona de lectura es la adecuada

Ahora que te hemos comentado acerca de cómo iluminar la zona de lectura de tu casa toca pensar, ¿realmente lo he hecho bien? Para ello, te damos algunas claves que te van a ayudar:

¿Ilumina el libro?

Pregúntate si la iluminación que has puesto es capaz de iluminar el libro de manera adecuada, sin tener sombras pero, tampoco, deslumbramientos porque sea una luz demasiado fuerte. Si eso pasa tendrás que regular la luz para que sea mayor o menor de como la hayas puesto.

Iluminando tu zona de lectura ¿Creas sombra?

Como hemos dicho antes, lo mejor para iluminar la zona de lectura es, sin duda, las lámparas de pie grandes. El problema es que, como la luz suele venir de arriba, con la cabeza o el cuerpo podemos crear sombras, ¿ocurre eso? Si es así la opción que tienes es la de mover la lámpara o dirigirla hacia otro lado con el objetivo de que no crees esa sombra. Así no tendrás zonas más oscuras y menos en la página del libro.

Si lo intentas y no lo consigues, quizá pueda ser porque no es suficiente luz y podrías probar usando dos tipos de luz enfocadas al mismo punto para ver si con ellas consigues eliminar esas sombras pero, teniendo en cuenta que no debe deslumbrar tampoco.

Cuidado con los libros electrónicos a la hora de iluminar tu zona de lectura

Los libros electrónicos, muchos de ellos, tienen su propia luz que, cuando se combina con la iluminación de la zona de lectura, pueden acabar creando un combo demasiado fuerte o hacer que tus ojos se cansen mucho más.

Normalmente los libros electrónicos traen luces frías que son las más fuertes y nítidas. El problema es que habrá deslumbramientos y también problemas en la vista porque se te cansará antes. Si te pasa eso, cuidado con la iluminación porque, de una puntual, deberías pasar a una más general y dejar la puntual que provenga del propio ebook.

Combina con el resto de la iluminación

Tener una zona de lectura no quiere decir crear un espacio aislado con respecto al resto de la sala. Tienes que encontrar el término medio para que se note que es un espacio totalmente diferente y, al mismo tiempo, que tienes una zona que combina bien con la decoración e iluminación de la sala.

Esto es algo más complicado de conseguir, sobre todo si no sabes hacerlo bien, pero no es imposible. Solo tienes que pensar lo que te gustaría que hubiera en esa sala y que combine con los muebles y lámparas que haya en la sala, aunque la luz que uses será más cálida y tenue para dar ese carácter íntimo y de relajación que buscas.

¿Quieres más? Consúltanos

Si todavía no te queda claro lo que necesitas, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros. El personal de Krealo.es te atenderá y te ayudará a solventar las dudas que te hayas planteado para que tu compra en iluminación sea lo más acertada posible.

Ahora no tienes excusa para no ponerte manos a la obra y crear, como muchos han hecho, ya, su propio rincón de lectura aprendiendo cómo iluminar la zona de lectura.

Últimas entradas