BlogKréalo!

05 de diciembre de 2017 publicado en

Cómo iluminar las plantas interiores de tu hogar

Cómo iluminar las plantas interiores de tu hogar

Hay muchos hogares que disfrutan dando color al interior con plantas. Sin embargo, colocar plantas interiores en el hogar y que duren tiempo no es fácil y, a menudo, no se tiene en cuenta un aspecto fundamental: la iluminación.

Iluminar las plantas interiores de tu hogar

A la hora de colocar plantas en el interior de la casa, no basta solo con pensar dónde las vas a poner, que si en el salón, la cocina, el baño, etc. sino que también has de considerar la iluminación que precisan estas plantas. ¿Lo has tenido en cuenta?

En Krealo queremos ayudarte a iluminar las plantas interiores de tu hogar de la mejor manera posible porque, con ello, y con unos sencillos cuidados que debes tener vas a conseguir no tener que cambiar de plantas cada poco tiempo porque no te duren. ¿Quieres aprender?

Infórmate de sus necesidades

Está bien que compres una planta porque te gusta pero no es adecuado comprarla y no saber cuáles son las necesidades que tiene esta planta. Por ello, cada vez que la compres, necesitas que la persona que te la venda te explique el nombre de la planta así como las necesidades.

También es recomendable buscar un poco por internet para encontrar la información que necesitas. En este sentido, lo más importante a tener en cuenta es:

  • La intensidad. Es la cantidad de luz que recibe una superficie situada a un metro de distancia de una fuente de luz. En este caso nos referimos a la intensidad de luz que afectaría a la planta y a las raíces.

  • Número de horas de exposición. Las plantas pueden dividirse en varios grupos: grupo corto, con menos de 12 horas de luz; grupo neutral, con entre 8 y 12 horas de luz); y grupo largo, con entre 14 y 18 horas de luz.

  • Espectro. La mayoría de las plantas usan un espectro completo pero casi siempre es imprescindible el color rojo y azul para que puedan realizar la fotosíntesis.

Elegir el lugar

Una vez que saber cuáles son las necesidades de tu nueva planta, toca saber también dónde vas a ubicarla. Esto es importante porque no todas las habitaciones tienen la misma luz, el mismo calor, la misma ubicación, etc. y, aunque no lo creas, esto es importante para las plantas.

En este caso, has de saber que deberías colocarla cerca de una ventana para que así le dé la mayor cantidad de luz posible y que se desarrolle como si estuviera en su hábitat natural. Esto no es sencillo, pero se puede lograr.

Otro aspecto importante en el lugar a escoger son las cortinas. Si son muy tupidas es posible que apenas lleguen a dejar pasar el sol con lo que la iluminación de la planta es muy escasa y perjudicamos a su salud.

Ten en cuenta que la ubicación donde coloques la planta va a influir. Hay algunas plantas que tienen “necesidades” de un tipo de ubicación (norte, sur, este, oeste, suroeste, etc.) y que influye en la salud de la planta (puede incluso llegar a morir si no está en el lugar adecuado). Un pequeño truco es dejarla en un lugar y ver cómo reacciona. Si notas que se apaga, lo mejor es cambiarla de sitio hasta encontrar el adecuado, donde esté más viva y florezca.

Cuidado con la humedad

Al pensar en plantas seguro que piensas en que han de tener humedad para sentirse bien y que no se sequen. Y esto te hace pensar en el baño. No diremos que es una mala idea, porque no lo es. Pero debes saber si la planta tolera la humedad y si tu baño es adecuado para esa planta o sería mejor otro lugar.

Hay plantas que no quieren humedad más que el agua que le proporciones para nutrirse. Y otras que requieren un ambiente más húmedo.

Iluminar las plantas interiores de tu hogar con luz artificial

Como sabemos que la luz natural no siempre está presente, y que algunas plantas requieren de luz más de 12 horas al día, hay que hacer uso de la luz artificial. De hecho, también puede darse el caso de que tengas una planta en una estancia donde no haya ventanas, o éstas no cumplan con la iluminación natural adecuada.

En este caso, hay varios tipos de luz que se utilizan con las plantas y que puedes tener en cuenta:

  • Fluorescentes. Son las luces más adecuadas para las plantas, sobre todo si es pequeña y necesita crecer con intensidad. Estas luces no son demasiado cálidas por lo que, si hay una planta debajo, no corres el riesgo de que se queme por estar expuesta a la luz muchas horas. Lo mejor es escoger fluorescentes de amplio espectro que son los que tiene colores cálidos y fríos al mismo tiempo y que se parecen mucho a la luz solar.

  • Neón. La iluminación con neón es muy moderna pero tiene una ventaja frente a las anteriores y es el hecho de que se adapta a cada etapa de la planta dándole colores cálidos y fríos.

  • Led. La iluminación led también te sirve para esto porque se ha demostrado que tienen múltiples beneficios en el cultivo interior de plantas (de hecho cada vez son más los profesionales que se pasan a los led para iluminar, por ejemplo, en invernaderos).

  • Incandescentes. Las luces incandescentes son las que más se han usado para el cultivo de plantas pero tienen el problema de que, al producir tanto calor, pueden quemar a la planta y hay que estar muy pendiente de ella. Es por eso que, al haber otras opciones, cada vez se escoge menos esta y no es la que te recomendamos.

Como ves, iluminar las plantas interiores de tu hogar no es difícil. Pero si aún así tienes problemas con la iluminación, puedes consultarnos y te intentaremos asesorar para que tus plantas tengan la mejor luz posible y que se vean siempre hermosas.

¿Te animas ahora a tener plantas en tu hogar?