BlogKréalo!

16 de octubre de 2018 publicado en

Cómo iluminar una isla de cocina

Cómo iluminar una isla de cocina

Las cocinas de ahora no son como eran antes. Hoy las cocinas se asemejan más a una cocina americana que a una cocina clásica, quizá por el hecho de que se pasa mucho tiempo en las cocinas e, incluso, en muchos hogares se come en ella.

Es por eso que, entre los cambios que tienen las cocinas, la instalación de una isla es la principal. Sin embargo, esto ha hecho que también haya que enfocar los esfuerzos en conseguir una buena iluminación en la zona de la isla, algo que no muchos saben.

Y es que, aunque una cocina americana, con su isla, puede ser funcional y decorativa al mismo tiempo, si no se sabe cómo iluminar una isla, ¿no crees que no se obtendría un buen resultado?

Dale luz e ilumina una isla de cocina

Pensar en una cocina con isla es pensar en una cocina americana donde, aparte de la cocina normal, se añade una mesa alta que se suele situar en el centro de la cocina, o en una esquina, para poder comer, hacer deberes o simplemente estar con más personas mientras se cocina.

Ahora mismo son muchos los hogares que disponen de una de ellas, y por eso hoy queremos centrarnos en ella para ayudarte a que conozcas cuáles son las claves en cuanto a la iluminación de una cocina americana y, concretamente, a iluminar una isla. ¿Quieres saberlo?

Las claves para iluminar una isla

A la hora de iluminar una isla de la cocina debes tener en cuenta lo siguiente:

Luz general

A pesar de que hablamos de una zona concreta de la cocina, no debemos obviar el hecho de que la propia cocina debe tener una iluminación general que permita ver bien todo el espacio y, de alguna manera, también trabajar en ella.

En este caso hay que seguir las claves sobre iluminación de cocinas ya que se requiere de esa luz general, a veces por downlights, a veces por lámparas. Esto dependerá del estilo y tipo de luz que se quiera en este lugar.

Tamaño de la isla

Es también importante saber cuál es el tamaño de la isla ya que, dependiendo del que sea, podrás necesitar más o menos lámparas para iluminar la superficie. En general se suelen poner de dos a cinco luces suspendidas desde el techo pero, como te decimos, dependerá del espacio ya que, en ocasiones, en la misma isla se pueden situar otros elementos de la cocina, como por ejemplo la vitrocerámica (con su extractora en la parte superior).

El tipo de luces

Muy relacionado con lo que hablábamos antes, tenemos el tipo de luces a utilizar. Por lo general, para iluminar una isla se eligen lámparas colgantes ya que salen del techo y caen sobre la isla, por supuesto, a una altura adecuada para que no molesten a la hora de conversar con otra persona, ya sea que esté de pie o sentada en algún taburete o silla.

En cuanto al número, suelen colocarse mínimo dos luces que aportan una luz general (y directa en este caso) sobre la propia isla.

Eso sí, se recomienda poner bombillas de luz fría ya que la isla es uno de los lugares donde se pueden hacer trabajos que requieren de concentración y luz. Además, de cara a los alimentos, la luz fría hará que los colores se vean mucho mejor que si colocamos una luz cálida.

Tomar la decisión sobre el tipo de lámpara no es algo fácil ya que debe combinarse con el resto de la decoración y luminaria de la cocina. Es por eso que, muchas veces, se utiliza el mismo diseño que para el resto de luces de la cocina (con el objetivo de que no desentone o se cree otro ambiente en la zona de la isla).

El diseño de la isla

A la hora de iluminar una isla no solo influye todo lo que hemos comentado más arriba, también hay que tener en cuenta el diseño de la isla, si es rectangular, si hace alguna curva, etc. porque eso, de cara a la luz, es importante.

En muchos casos, algunos optan por escoger tiras flexibles Led para iluminar el perímetro de la isla de tal manera que quede bien delimitada pero, al mismo tiempo, iluminada. Si a eso le unes una iluminación desde arriba, evitas sombras o deslumbramientos y consigues crear un ambiente único en una zona más pequeña.

También esto es adecuado en islas que hacen curvas o formas diferentes como un modo de indicar que hay un obstáculo en esa zona.

Errores a la hora de iluminar una isla

A pesar de los esfuerzos, a veces hay algunos errores en la iluminación de una isla, ¿quieres conocer los más habituales?

No colocar las lámparas a la altura adecuada

Esto te lo hemos comentado antes y realmente es el problema mayor a la hora de iluminar una isla. Y es que la altura de una lámpara debe ser de entre 75 y 90 centímetros de altura, ni más ni menos. Es una altura adecuada para que no afecte a la visión ni tampoco nos moleste la luz en la cara.

No tener en cuenta la superficie de la isla

En ocasiones, el material con que está hecha una mesa, no influye demasiado en la luz. Pero en el caso de una isla sí porque, si es muy claro, podría producir brillos junto con la iluminación y hacer que te sientas incómodo en ese lugar, o que no puedas ver bien por los deslumbramientos que haya. Por eso, es mejor tener reguladores de luz para equilibrar el tipo de luz que se vierte sobre esta superficie.

¿Necesitas más ayuda?

Iluminar una isla de una cocina suele ir de la mano con la iluminación de una cocina. Pero si has decidido colocar una isla sin variar nada de la cocina, entonces quizá necesites ayuda sobre iluminación.

Si es el caso, en Krealo somos profesionales de la iluminación y podremos asesorarte para que tu compra sea la más acertada y completes tu cocina con las luces que necesita. Así que ya sabes, si tienes dudas, puedes comentarnos al respecto.