BlogKréalo!

29 de enero de 2018 publicado en

Cómo escoger la pantalla de tu lámpara

Cómo escoger la pantalla de tu lámpara

Son muchos los hogares que, en una habitación, o en varias, tienen una lámpara de mesa con una pantalla que puede ser o no la adecuada.

En Krealo pensamos que conocer las claves de la iluminación es algo positivo. Pero también hay que conocer los accesorios de cualquier lámpara y, por ese motivo, hoy queremos hablarte de cómo escoger la pantalla de tu lámpara.

Gran variedad para escoger la pantalla de tu lámpara

Cuando le preguntas a una persona cómo escoge la pantalla de su lámpara, lo normal es que responda que no la ha cambiado, que era la pantalla que venía en la lámpara.

Pero hoy día se pueden cambiar para combinar con la decoración de la habitación. O incluso para darle un toque diferente. Puedes ponerla más grande, más pequeña, de color, con una forma diferente, etc. Y siempre que combine bien, no habrá problema.

Las claves para saber cómo escoger la pantalla de tu lámpara son sencillas y en Krealo queremos que las conozcas.

Como elegir pantallas de lamparas

El objetivo de una lámpara es iluminar. Por ende, la pantalla no debe ser un estorbo a la hora de hacerlo. Por eso, según el material y el tamaño que elijas de pantalla, tendrás una intensidad mayor o menor de esa bombilla y de esa luz.

Si lo que buscas es una lámpara con pantalla que ilumine poco, tendrás que utilizar un material espeso o gordito para que la luz no salga tan intensa; si por el contrario prefieres una gran intensidad, tendrás que escoger materiales finos para la pantalla.

Ubicación de la lámpara

Aunque creas que no es importante la ubicación de la lámpara, lo cierto es que sí lo es. Vamos a ponerte un ejemplo: imagina que colocas la lámpara en el recibidor de la casa. Buscas llamar la atención y querrás que se fijen en ella, sobre todo si la enciendes porque abres la puerta de noche.

Ahora imagina que la colocas la lámpara en el salón, al lado de la ventana, y esta la tienes abierta. Si tienes una lámpara con una pantalla de difícil limpieza, no le vendrá nada bien estar al lado de una ventana porque cogerá polvo y suciedad.

Por eso, según dónde esté la lámpara, tendrás que escoger un tipo de material u otro.

Lo mismo puede suceder en caso de colocar la lámpara en un dormitorio infantil, en uno juvenil o en uno adulto. Las pantallas pueden cambiarse y combinar mejor con los gustos de cada persona.

Tamaño de la pantalla

En el mercado puedes encontrar diámetros estándar, de 14 a 20; de 21 a 30; de 21 a 50 centímetros. Sin embargo, esto no quiere decir que no las hagan más grandes, solo que será personalizadas y costarán algo más.

En cuanto a la elección del tamaño de la pantalla, deberá ir según el tipo de lámpara que tengas así como de la importancia que tenga ese objeto en la habitación (si quieres que sea un objeto principal, tendrás que hacer que se note).

Estilo de la pantalla

Como hemos comentado antes, las pantallas pueden ser de muchas formas. No hay que irse siempre a la tradicional porque nos encontramos con otros diseños que gustarán más (o menos). Así, tienes:

  • Forma cónica. Es la forma clásica de las pantallas y la que más se utiliza en los hogares. La parte de la base es más ancha que la parte superior y es la que se utiliza en estilos tradicionales y contemporáneos.

  • Forma cubo. La forma cubo es una forma cuadrada. Ahora bien, a pesar de ser cuadrada, el diámetro de la base con respecto al superior suele diferir un poco, una forma de enfocar mejor la luz de la lámpara.

  • Forma piramidal. Esta forma puede ser diferente a las demás por tener forma de prisma. Es muy exótica y elegante y sirve para todos los ambientes, además de que es muy llamativa. Si además usas un material suave, hará que sea el centro de atención de una habitación.

  • Forma tubo. Para los ambientes modernos, la forma tubo es quizá de las más utilizadas. En este caso, es la única pantalla que deja pasar la luz de la misma forma tanto en la base como en la parte superior (y eso hará que dé más luz a la habitación).

El material de la pantalla

Desde que hemos empezado a hablarte de la pantalla hemos estado haciendo referencia al material de la misma. Y es que hay muchos tipos de materiales que harán que tengas una iluminación diferente en cada caso.

Los materiales más habituales suelen ser:

  • Algodón: que puede quedar liso, ser de un color, estar bordado, tener estampados, etc.

  • Lino: se usa en pantallas de un solo color y es un material que deja pasar la luz con mayor intensidad.

  • Metal: se usa dejando huecos por los que pueda salir la luz. Es una forma de iluminar haciendo que la luz cree sombras en la pared.

  • Pergamino: o papel. Son para ambientes más íntimos o románticos.

  • Plástico: sobre todo para zonas infantiles, cocinas, baños, etc. que pueden romperse con facilidad si no se tiene cuidado.

El tamaño de la base de la lámpara

En este caso, el tamaño que tenga la base es importante porque si es más grande que la pantalla puede dar un aspecto bastante feo.

Para que te hagas una idea, la medida estándar de la base en una lámpara de pie suele ser a partir de 125cm de altura. En cambio, para una lámpara de mesa es de unos 15cm de altura.

Tipo de bombilla

Finalmente, te hablamos de la bombilla ya que también es importante. Debes saber que las bombillas que puedes utilizar en las lámparas son diversas y dependerá de si quieres que se vean o no, si quieres usar bombillas grandes o pequeñas, que acabarás por escoger una pantalla de material grueso o fino.

Sea como sea, la pantalla no tiene por qué ser la que venga de serie en las lámparas, siempre puedes cambiarla y en Krealo te hemos dado las claves para que lo hagas con el mejor resultado posible. De todas formas, si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros.

Últimas entradas