BlogKréalo!

16 de noviembre de 2019 publicado en

Festivales de luces, la luz cobra protagonismo

Festivales de luces, la luz cobra protagonismo

En el mundo existen una gran variedad de festivales. La gran mayoría de ellos necesitan de una iluminación para mantener una seguridad, para verlos, etc. Pero en este caso los festivales de luces a los que nos referimos tienen como protagonista la luz. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Qué son los festivales de luces?

Los festivales de luces son eventos que se celebran a lo largo del mundo donde la verdadera protagonista es la propia iluminación.

No hablamos de festivales donde se use la luz como un accesorio, sino como la protagonista indiscutible.

De hecho, son muy conocidos algunos de ellos, pero quizá no has considerado que la iluminación cobra otro tipo de importancia.

Los más importantes ahora mismo son:

China Lantern Festival

De trata del festival chino de linternas que se celebra con la primera luna llena según el Calendario Chino (suele coincidir con el último día de las celebraciones chinas del Año Nuevo).

En esta festividad lo que se hace es crear farolillos de luces que ahuyentan a los malos espíritus. Se colocan en las puertas y ventanas e inundan las calles porque es una tradición milenaria. También sirven para comenzar el nuevo año sin tener en cuenta el pasado, como si fuera borrón y cuenta nueva.

Diwali en Tailandia

Diwali es el festival de la luz de Tailandia, un festival muy relacionado con el anterior solo que, en lugar de colocar luces en las casas, puertas, ventanas, etc. lo que sí se hace es soltarlas para que vuelen al cielo o bien dejarlas que surquen los mares (Festival Loi Krathong).

Este es quizá uno de los más conocidos ya que salió en la película Enredados.

El objetivo es dejar atrás el pasado y mirar hacia el presente (para gente que quiere olvidarse del pasado y seguir adelante, personas que han perdido a un familiar recientemente y deben dejarlo marchar, etc.).

Amsterdam Light Festival

Es uno de los festivales de luces que más dura en el tiempo, ya que llega a durar unos dos meses. Es por eso que hay mucho que ver, entre ellos:

1. Water Colors. Ubicado cerca de los canales de la ciudad. Allí podrás contemplar instalaciones hechas con luces y arte relacionado con la iluminación.

2. Illuminade. Centrado en un tema específico relacionado con la iluminación. Esto suele ubicarse en el barrio Plantage y cada año tiene una temática diferente.

Aunque esta celebración se puede ver a cualquier hora, es por la noche cuando mejor la disfrutarás.

Vivid Sydney

¿Te imaginas convertir la ciudad en esculturas y proyecciones de luz? Pues eso es lo que se puede vivir en este festival de luz.

Gracias a los edificios y mobiliario público, los artistas de la luz son capaces de construir cosas llamativas con la iluminación. Su objetivo es ese, crear e innovar. Y lo consiguieron en 2017 así que sin duda harán en lo sucesivo.

El festival suele celebrarse por 3 semanas y suele ser entre mayo y junio donde, además de la iluminación, también hay mucha música.

De hecho, hoy día este festival es uno de los mejores en cuanto a proyección audiovisual sobre edificios.

Fête des Lumières en Lyon

¿Te imaginas las calles de Lyon llenas de luz, colores, música y poesía? Pues así son, durante cuatro días, las calles de este lugar de Francia donde se celebra la feria de luz más célebre.

De hecho, no es que se ponga y ya está, es que también hay instalaciones que se mantienen de manera permanente. Destacan algunas como el Halles de Lyon – Paul Bocuse o el puente de Lafayette.

Tienen también una tradición en los hogares y es que encienden velas que colocan en ventanas y terrazas para que las propias casas se conviertan en parte del espectáculo.

Suele celebrarse en el mes de diciembre (de hecho el de este año 2018 fue a primeros de mes).

Festival of light en Berlín

Este festival es uno de los más conocidos que se celebra en el mes de octubre. Combina a la perfección la iluminación y el arte y habría mucho que destacar aunque, una de las experiencias más llamativas sería “Lumissimo”, un arte lumínico mezclado con formas artísticas.

En general, el espectáculo se basa en utilizar la luz con efectos especiales combinándolo con los edificios y también la arquitectura que se cree para ese evento.

Illuminating York, en York

No, no nos estamos refiriendo a Nueva York, sino a York, Inglaterra, donde tienen su propio festival de la luz.

De hecho, el festival tiene cuatro partes importantes:

1. The Festival Comission, donde se hacen proyecciones de luz en espacios públicos.

2. The Bunny Trail, una ruta iluminada con lámparas con forma de conejo a través de tiendas y negocios.

3. York Minister, donde el propio ministerio se convierte en el escaparate de un artista reconocido (suponemos que relacionado con la iluminación).

4. The Festival Fringe, con atracciones por toda la ciudad que disponen de la última tecnología de la luz.

Nara to kae, en Nara

En Nara, Japón, tienes una festividad especial durante las noches de agosto. Desde 1999 se celebra este festival de luces donde se distribuyen 10.000 velas de colores por el casco antiguo de la ciudad que se encienden de una en una (para pedir un deseo). Todo un espectáculo de luces tradicionales (como son las velas).

Luminara di San Ranieri

Si vas a Pisa durante junio, es posible que puedas disfrutar de una noche especial. Y es que, durante unos días, las noches se engalanan y se llenan de sorpresas.

Comenzando desde el atardecer, momento en que se encienden las luces, se pasa a una iluminación de más de setenta mil luces insertadas en bancos y monumentos del centro de la ciudad. Cada edificio se ilumina de una manera diferente a través de dibujos en las fachadas. Si eso no es suficiente, también las aguas del río tienen iluminación con algunas luces que se dejan flotando.

Como guinda de ese festival de luces, tienes puestos de artesanía, puestos de comida, acróbatas y fuegos artificiales. Muchas tiendas y establecimientos permanecen abiertos hasta el amanecer.

Estos festivales de luces no son los únicos, pero sí los más conocidos. ¿Te animarías a presenciar en vivo alguno de ellos?