BlogKréalo!

17 de abril de 2019 publicado en

La iluminación de la televisión

La iluminación de la televisión

¿Has pensado alguna vez en la iluminación de la televisión? Tranquilo, no eres el único al que no se le ha pasado por la cabeza que las teles necesiten luz extra más allá de la que ya usan para encenderse.

Pero lo cierto es que sí, porque el efecto que consigues es mucho mejor.

Una vuelta de tuerca a la televisión: la iluminación

En Krealo nos gusta innovar, nos gusta que las habitaciones también estén bien decoradas en cuanto a iluminación. Y, por eso, hoy vamos a enseñarte algunos trucos sobre la iluminación de la televisión, algo que pocos hacen pero que influye en el salón.

¿Te animarías a hacerlo en tu hogar? Para ello, ten en cuenta lo siguiente:

1. Ilumina el espacio detrás de la televisión

Muchos no tienen en cuenta esta zona, y sin embargo es una de las más importantes que influye en cómo vas a ver la televisión. Puedes escoger entre lámparas de pie, por ejemplo, que coloques por detrás, o a un lado de la televisión y que incida la luz hacia atrás, o bien lámparas led con adhesivo que las pongas por la superficie. Incluso una pequeña lámpara de pinza te puede venir bien.

Aunque creas que no merece la pena, lo cierto es que sí. Si no, fíjate en los nuevos televisores LCD. Casi todos ellos tienen por detrás una luz fluorescente por la parte trassera del panel, llamada “luz trasera”, que equilibra a la perfección la iluminación, ya sea que estés en una habitación con luz fuerte, con luz media o en habitaciones oscuras.

Apuesta por luces cálidas y tenues justo detrás, para que se mimetice con la propia luz de la tele cuando está encendida. Además, no necesariamente tiene que estar detrás y a la misma altura del aparato, también la puedes poner más arriba, iluminando con ello la pared del televisor, con lo que puedes favorecer la atención a ese lugar (por ejemplo aprovechando para poner algún cuadro que quieras destacar).

2. Cuidado con los reflejos

Seguro que te acuerdas de esa vez que te pusiste a ver la televisión a las doce de la mañana y el sol te impedía ver la imagen, ¿a que sí? Pues, a la hora de iluminar la decoración, debes saber evitar esos reflejos de luz.

Nuestra recomendación es que la televisión no esté ubicada en una entrada de luz natural, ya sea una ventana o una puerta, porque al final afectará a cómo veas la imagen. Si no tienes otro sitio donde ponerla, entonces tendrás que hacer uso de las cortinas, estores o bajar la persiana un poco.

De esta forma, lograrás que tu vista no se canse demasiado (cosa que los reflejos consiguen hacer).

3. Busca la distancia entre la televisión, la luz y tú

La televisión ha de estar a una determinada distancia para poder verse bien. En el caso de una tele de 42 pulgadas, la distancia mínima sería de 1,6 m y la máxima de 3,2 m. Conforme las pulgadas van subiendo, la distancia mínima y máxima también lo van haciendo.

Lo mismo ocurre de cara a la iluminación. No puedes colocarla pegada a la televisión porque no va a cumplir su función, pero sí alejada unos centímetros de ella, lo suficiente para que la luz incida sobre el aparato eléctrico y cumpla la función.

Los mejores puntos de luz para iluminar la televisión

Como nos gusta ser prácticos, no solo queremos dejarte unos consejos sobre iluminación de la televisión, vamos a ir más allá y vamos a darte tres posiciones donde puedes colocar las luminarias para ver la televisión.

1. Entre la televisión y tú

Una primera opción es colocar una lámpara entre la tele y tu persona. Lo mejor es optar por una lámpara de pie con una pantalla que absorba el brillo (así el que sale de la televisión no llegará a tus ojos y harás que no se cansen). También puedes escoger lámparas que emitan los haces de luz hacia arriba o a un lado.

Eso sí, procura que la distancia entre la lámpara y la tele sea menor de dos metros (si es más, no funcionará).

2. Por detrás de la tele

Esta ya la hemos comentado antes, en nuestros consejos, y no tenemos mucho que decirte salvo el hecho de que escojas siempre luces cálidas, ni neutras ni frías porque harán que la atención al final se dirija por encima de la televisión, y no en lo que se emite en ella.

En este caso puedes iluminar de diferentes maneras, ya sea la pared, el mueble de la televisión, el suelo, etc.

3. Detrás de ti

La última idea que te damos para iluminar la tele es iluminando por detrás de ti, tanto con apliques de pared como con lámparas de pie. Se necesita que emita una luz suave y fuera del campo visual (ya que está por detrás), pero al mismo tiempo que englobe toda la zona donde tú estás (sofá) y que llegue hasta la televisión. Si te queda más claro, es como si una lámpara debiera abarcar la luz solo en ese espacio que forma el sofá y la televisión, eso sí, iluminando por detrás.

Iluminar la televisión no es cosa de hacerte gastar más en luces. Ni mucho menos. Si hablas con un óptico te dirá que uno de los mayores errores que se cometen, sobre todo por la noche, es la de apagar la luz y seguir viendo la tele a oscuras; ¿sabes que eso es muy malo? Estás perjudicando tu vista igual que si vieras la tele con una luz muy intensa, o incluso si la vieras con la luz solar que incide sobre la pantalla y produce reflejos.

Por eso la iluminación de la televisión es tan importante, porque con ella la pupila no va a necesitar estar todo el tiempo adaptándose a un cambio brusco de luz, porque siempre habrá la misma, y podrás descansar la vista al mismo tiempo que disfrutas de una película, una serie o lo que te apetezca ver.

¿Ves ahora por qué es importante esta luz?