BlogKréalo!

09 de diciembre de 2019 publicado en

Las claves de la iluminación de la piscina ya construida

iluminación de la piscina ya construida

La iluminación de la piscina ya construida, con el verano por delante, es algo que nos puede llevar por la calle de la amargura. Sobre todo si cuando la construiste no pensaste en ponerle iluminación interior y ahora te arrepientes de ello.

Sin embargo, no hay que pensar en negativo, sino darle una vuelta de tuerca para poder solucionar el problema. Y a nosotros se nos han ocurrido un par de trucos, o tres, para hacerlo, obteniendo con ello un resultado muy agradable (y cálido). ¿Quieres que te hablamos de ello? Pues vamos allá.

Iluminar la piscina ya construida

Si tu piscina ya está construida y no tiene ningún tipo de iluminación, no debes pensar que no tiene solución. Puedes iluminar de manera externa. Y aunque pienses que eso no será suficiente para iluminarla, déjanos que te expliquemos las formas que tienes de hacerlo, y obtener además el mejor resultado.

Hoy día las piscinas tienen múltiples formas: las hay redondas, rectangulares (las más habituales), con formas irregulares, etc. Y todo ello afecta a la iluminación.

Por eso, podríamos decir que hay algunos aspectos a considerar antes de que elijas el tipo de iluminación de la piscina ya construida. ¿El qué? Pues toma nota:

La forma de tu piscina

Como te hemos comentado antes, las piscinas ya no son todas iguales. Hay muchas formas, no solo las habituales, sino aquellas con formas curiosas, abstractas, irregulares, etc.

Todo ello repercute en cierto modo en el análisis del tipo de iluminación de la piscina ya construida, ya que habrá zonas que queden muy bien iluminadas y otras a las que no alcance el haz de luz.

Además, tendrás que saber cuántas luces necesitas según la forma y tamaño de esa piscina.

¿Tiene algún bordillo?

Muchas piscinas pueden tener un bordillo, habitualmente porque están encajadas en un hueco y se coloca un borde para delimitarla.

Si es así, puedes optar por poner algún tipo de iluminación en forma de focos empotrados con IP que, si bien requieren un poco de instalación, esta es mínima y no tendrían que romper la piscina para hacerlo.

Eso sí, en este caso los focos deben tener un índice de protección alto para evitar accidentes o problemas mayores con la electricidad.

Iluminación interna o externa

¿Quieres iluminar por dentro de la piscina o no quieres hacer obra? Poner iluminación dentro de la piscina no es tan sencillo. Y al mismo tiempo puedes generar problemas importantes como filtraciones, o que la luz se funda porque le entre agua al mecanismo.

Eso sin contar que el desembolso económico llega a ser mayor que si optas por la iluminación exterior.

Si prefieres iluminar por el exterior, hay donde escoger, y siempre te va a salir más barato, además de llegar a tener un resultado muy parecido.

Dicho todo esto, lo siguiente es conocer las opciones que hay para la iluminación de una piscina ya construida. En este sentido, puedes optar por:

Luces flotantes

Este tipo de iluminación es muy original, y ofrece una luz cálida y muy íntima, ideal para esos baños a media noche. Se pueden dejar por el agua para que ellas mismas se muevan de un lado a otro y que iluminen toda la superficie de la piscina.

Para comprarlas, debes asegurarte que su índice de protección es alto para evitar peligros. Además, también has de ver si te interesan ya que, si vas a nadar o a hacer ejercicio en el agua, las luces pueden mojarse, darse la vuelta y deteriorarse mucho antes.

Focos

Los focos son otra opción para iluminar la piscina ya construida ya que puedes enfocar la luz que emiten directamente hacia el interior de la piscina e iluminarla con uno o dos focos sencillamente.

Los focos puedes instalarlos a diferentes alturas. Pueden colocarse cerca de la piscina, a un nivel bajo, o bien en alto, como sería en el caso de las farolas.

El único inconveniente que se puede tener en este tipo de iluminación es que provoque deslumbramientos, no solo en la piscina, sino también en lo que haya alrededor (como el jardín o la propia casa).

Puedes jugar también con la iluminación de los focos ya que no tienes por qué utilizar solo una luz blanca (fría o cálida), sino que también puedes pensar en colores RGB con los que dar color a tu piscina (y el resultado será increíble).

Tiras led

Sí, te hablamos de las tiras Led como una iluminación de piscina ya construida. Y es que las tiras led puedes colocarlas silueteando la piscina para conseguir una iluminación de ambiente a lo largo de toda ella.

Por supuesto, con esto no iluminarás el fondo ni el interior de la piscina, y tampoco, salvo que sean tiras led con IP bastante alto, te recomendamos que las pongas en la parte interior de la piscina (donde no llega el agua pero sí es parte de la piscina) porque con la humedad pueden despegarse o deteriorarse y hacer que se fundan fácilmente.

Farolas

Son un tipo de iluminación muy parecida a los focos, solo que en este caso suelen ser fijas y se colocan alrededor de la piscina. Se utilizan una o varias farolas, dependiendo del espacio que deban iluminar, y la ventaja que aportan es el hecho de iluminar el interior.

También la luz puede proyectarse alrededor de la piscina, quedan bien iluminada, aunque en muchas ocasiones esa luz no va a ser tan íntima. Si además está la casa cerca, hay que tratar de que no enfoque a la misma para evitar deslumbramientos.

El único inconveniente que pueden tener es la claridad que aporten, pero eso se suple no colocando farolas demasiado altas.

Incluso, si tienes una valla alrededor de la piscina, podrías colocar farolas más pequeñas para una iluminación más centrada en la superficie de la piscina.

Como ves, la iluminación de una piscina ya construida no es complicado. El desembolso será menor y tendrás intacta tu piscina para que puedas disfrutar de ella. Si precisas alguna información extra o quieres que te asesoremos en temas de iluminación no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Nos encantará ayudarte, por si acaso nos invitas a esa piscina!