BlogKréalo!

09 de febrero de 2020 publicado en

Cómo iluminar tu jardín vertical

Cómo iluminar tu jardín vertical

Los jardines verticales son una tendencia en muchos lugares. Se utilizan principalmente para edificios, oficinas y en las grandes ciudades, pero eso no excluye que no puedas colocarlo también en tu hogar. Ahora bien, un aspecto fundamental para que el jardín no muera es saber cómo iluminar tu jardín vertical. ¿Te damos las claves para hacerlo?

Esto es lo más importante para iluminar tu jardín vertical

Tener un jardín vertical hoy día no es tan descabellado. Hay, además, muchas formas de tenerlo, desde los jardines más elaborados, con columnas y muros que hacen las veces de jardín, hasta macetas colocadas en las paredes siguiendo líneas donde tienes distintas plantas decorativas.

Sea cual sea tu tipo de jardín vertical, conviene que tengas en cuenta lo siguiente:

1. Ubicación de tu jardín vertical

Uno de los primeros pasos que debes dar acerca de tu jardín vertical es saber la ubicación del mismo. Si ya lo tienes colocado, no habrá ningún problema porque vas a conocerlo. Pero esto no es así cuando todavía no has planteado colocarlo, o estás pensando en tener uno pero no sabes si lo mejor es que sea de exterior o de interior.

Un jardín vertical de interior puede formar parte del salón, un pasillo, una terraza, etc. Se caracterizan por ser jardines que, de alguna forma, están protegidos de las inclemencias del tiempo, la temperatura, etc. También te dan más juego a la hora de escoger el tipo de plantas a tener en ellos.

Por su parte, un jardín vertical exterior es aquel que se coloca en los muros de la casa o de la valla que se tenga, ya sea esta de madera o de hormigón. En este caso las plantas han de ser duraderas, junto con la iluminación, para que no se mueran o puedan provocarse fallos eléctricos debido a la lluvia, el viento u otros problemas medio ambientales.

Ambos tipos de jardines serán adecuados, y cada uno tiene sus necesidades específicas, pero los dos son una buena elección y ya dependerá de ti la ubicación exacta donde lo quieras.

2. Qué luz tiene tu jardín vertical

El siguiente punto para iluminar tu jardín vertical es conocer la iluminación. Por ejemplo, imagina que en la oficina tienes unos ventanales grandes que te dejan ver un jardín vertical en un patio destinado al descanso de los trabajadores. Esa zona está cubierta, pero tienes cristales en la parte superior de tal forma que la luz natural se filtra sobre el jardín y, con los ventanales, también se ilumina el propio pasillo, haciendo que tenga un aspecto natural y casi mimetizado con ese espacio de descanso. Sería bonito, ¿verdad?

Ahora piensa en ese mismo lugar de noche. No habría luz. Pero, en cambio, si se colocaran unas mínimas iluminaciones en el suelo y a lo largo de la pared donde está iluminado, estas influirían en la iluminación del pasillo, que, por supuesto, también debería llevar su propia iluminación.

No es lo mismo iluminar una zona oscura que una con luminosidad. En la primera vas a necesitar luces artificiales; mientras, en la segunda, dependerá de la intensidad de luz que se filtre para precisar algunas luces puntuales.

3. Formas de iluminar tu jardín vertical

Centrándonos en la parte importante de lo que nos atañe, aquí aprenderás a iluminar tu jardín vertical con ideas que podemos darte para hacerlo. Como sabemos que depende mucho de los dos puntos anteriores (ubicación y tipo de luz), nuestros consejos son de forma general. Tendrás que adaptarlos a tu caso concreto. Aunque seguro que te sirven como base.

a. Iluminar tu jardín vertical interior

Tal y como hemos hablado antes, hay dos tipos de jardín vertical, los de interior y los de exterior. En este caso, los jardines verticales interiores son aquellos que están en el salón, cocina o en una habitación resguardada. De esta forma, la temperatura suele ser constante y el tipo de iluminación se nutre tanto de la natural como de la artificial que se tenga en la estancia.

Sin embargo, no es suficiente. Es necesario colocar una iluminación de enfoque en el jardín vertical, no para destacarlo, sino porque puede ser necesaria según el tipo de plantas que tengas. Por eso es importante conocer las características de las plantas para saber si requieren más o menos luz.

Cuando se trata de iluminar plantas, la mejor elección son las bombillas led porque, al emitir muy poca cantidad de calor (prácticamente nula), no corres el riesgo de quemar las hojas o dañar a la planta. Además, si las pones regulables, jugarás mejor con la fotosíntesis y conseguirás un mejor resultado.

La instalación de las luces puede ser de arriba abajo, es decir, colocando un tubo led en la parte superior del jardín que lo ilumine hacia abajo, o bien colocar, si es un jardín formado por varias macetas en línea, unas tiras led o guirnaldas sobre estas para dar luz en varias líneas.

b. Iluminar tu jardín vertical exterior

En el caso de iluminar tu jardín vertical exterior, las opciones pueden abrirse bastante más. En estos casos los jardines pueden estar formados por bases de césped o plantas similares colocadas de manera vertical. Y a la hora de iluminar, te dan más juego.

No solo puedes iluminar con apliques en las vallas o pared exterior, sino que otras opciones son las luces de exterior, como los focos o faroles de exterior, enfocados a la zona del muro donde se encuentre el jardín.

De esa manera, con un foco centrado en esa parte focalizas la atención al mismo tiempo que las plantas quedan iluminadas. La mejor opción es combinar ambos, un foco enfocado y un tubo led o apliques en la parte superior.

Conviene que la distancia no sea demasiado corta para evitar que las plantas puedan saturarse de luz y provocar problemas en sus hojas, pero tampoco lo suficientemente lejos para que no sea suficiente luz.

También debes considerar si la luz natural es suficiente para esa zona o no. Si no lo es, la luz artificial deberá suplir la falta de luz solar; y si es suficiente y no quieres destacar la zona, puedes omitir la iluminación o crear una más ambiental que para iluminar.

c. Iluminar tu jardín vertical híbrido

Finalmente, tenemos los jardines verticales híbridos. Los hemos llamado así porque son jardines que están en terrazas, patios o zonas donde quedan resguardados en cierto modo de la intemperie, a pesar de que están en el exterior.

Estos jardines pueden tener el problema de tener zonas de sombra que hagan que las plantas no se desarrollen bien, o incluso no sobrevivan. Para evitarlo, hay que utilizar una iluminación más fuerte en esas partes del jardín para suplir la falta de luz.

Para ello, puedes optar por apliques de luz colocados en la parte superior del jardín (porque si tienes un techo, lo normal es que la luz solar no le incida por arriba, sino a ciertas horas del día y por algún costado) o a los lados. Te recomendamos que, para evitar sombras, si iluminas en un lado, lo hagas también en el otro.

Iluminar un jardín vertical y cuidarlo para disfrutar de una zona verde en tu hogar no es difícil. Y el resultado hará que tu casa tenga un aspecto más natural y lleno de vida gracias al desarrollo de las plantas.