BlogKréalo!

12 de marzo de 2018 publicado en

Cómo iluminar una pecera

Cómo iluminar una pecera

Tener una pecera, o un acuario en casa, no solo quiere decir que tengas que ocuparte de los animales que haya dentro. También tienes que proporcionarles una iluminación adecuada.

Aprender a iluminar una pecera puede ser fácil, pero debes tener en cuenta muchos aspectos para que, tanto los peces como las plantas, tengan la mejor iluminación y unas condiciones óptimas para que tu pecera se vea muy bien (tanto en salud del agua como también en la salud de tus mascotas).

Los mejores consejos para iluminar una pecera

Algo que muchos consideran un “extra” es la iluminación de una pecera o de un acuario. Esto en realidad no es así, es imprescindible la luz en las peceras y acuarios debido a que evitarán que las algas crezcan demasiado, ayudarán a los peces a tener un “horario” y no tendrás sombras, que pueden estresar o bien asustar a los peces y hacer que estos enfermen.

Ahora bien, para iluminar una pecera, o un acuario, debemos tener en cuenta varias cuestiones que influyen directa o indirectamente en los animales y las plantas, como son:

¿Dónde iluminar? ¿Cómo iluminar un acuario? ¿Qué métodos de iluminacion hay?

Una de las preguntas que muchos se pueden hacer es dónde iluminar. Si tienes un acuario, es normal que consideres la iluminación en la parte de arriba pero, si es una pecera, puedes cambiar de idea. Y es que, en las peceras, suele ponerse la luz (a menudo con unas tiras led) en la base de la pecera, donde no suele ser habitual ni buena idea.

En general, la mejor iluminación de acuarios y peceras está situada cerca de la superficie del agua, y que enfoque hacia la parte de delante del acuario. De esta forma, tanto la pecera como el acuario se verán más luminosos, los colores serán más nítidos y, sobre todo, conseguirás un efecto visual más agradable.

¿Cómo colocar la iluminación?

La mayoría de ocasiones, la iluminación de acuarios y peceras se realiza con un fluorescente. Para que te hagas una idea, el lugar exacto donde debería estar ese fluorescente es cerca del agua, pero sin llegar a tocarla, para que no se pierda nada de luz (a unos 20 centímetros ya solo llegará al acuario o pecera el 50% de la luz).

¿Qué factores determinan la calidad lumínica? ¿Cuánta luz necesita mi acuario o mi pecera?

Estos factores, que en principio puedes pensar que no afectarían demasiado, son importantes y debes tenerlos muy en cuenta:

Espectro de luz

El espectro de luz va desde la luz infrarroja a los rayos X. Sin embargo, con el paso del tiempo, el espectro va menguando sin que nuestro ojo se dé cuenta, pero sí los animales y las plantas. De ahí que haya que tener un reemplazo cada poco tiempo de la luz.

Temperatura de color

La temperatura de color es en realidad la medición del espectro lumínico en grados Kelvin. Como sabrás, en la naturaleza la temperatura de color no siempre es la misma, porque el sol incide más o menos.

Por ejemplo, una luz amarilla rojiza, como la de un atardecer, tiene una temperatura de unos 3000ºK, mientras que una luz azul fría está en torno a 10.000ºK.

Dicho esto, en el acuario o pecera, para adaptarlo lo mejor posible a la naturaleza, deberías también tener iluminación que recreara esa temperatura de color.

IRC

Más conocido como Índice de reproducción cromática. Este valor está entre 0 y 100 según la relación a la luz solar.

En el caso de peceras y acuarios, cuando más cerca esté el ICR a 100, mejor se va a parecer a la luz solar y hará que las plantas y los animales se sientan mejor.

Intensidad lumínica

Para la intensidad lumínica, tienes que tener en cuenta que ha de ser alto pues, cuanto más alto sea, mayor ancho de espectro va a alcanzar e iluminará mucho mejor (todos los rincones de la pecera o el acuario).

Entonces, ¿cómo iluminar la pecera o acuario?

Como hemos dicho antes, los acuarios y peceras deberían ser iluminados con tubos fluorescentes y siempre desde arriba para que la luz incida hacia abajo.

Ahora bien, en un acuario de unos 40cm de altura y 1,2 metros de largo, lo ideal sería tener dos fluorescentes de 36 watios cada uno. Conforme esas cifras (en profundidad) se incrementen 10cm, tendrás que añadir un fluorescente.

Si lo que tienes es una pecera y usas focos colgantes, para ese mismo tamaño deberás tener 2 focos de 125-150 watios a una altura de 40cm sobre la superficie del agua.

En caso de que la pecera o el acuario fueran más pequeños, entonces podrás tener solo un tubo fluorescente o un foco colgante. Pero como mínimo, uno para que pueda iluminarse de manera adecuada.

Este tipo de iluminación no va a durar toda la vida porque, como hemos dicho antes, el espectro de luz se va menguando y eso hace que las plantas se resientan al igual que los animales. Por eso los expertos aconsejan que, cada seis meses, se cambie el fluorescente o los focos. Ahora bien, si se usan lámparas HQI (de alta calidad), el cambio puede producirse al cabo de un año.

Cómo iluminar el acuario correctamente

Finalmente, debes tener en cuenta que una pecera o un acuario debe estar iluminado, si hay plantas, una media de 12-14 horas de luz continuada para ayudar a las mismas a que crezcan bien, a que no salgan algas, etc. Si no se tienen plantas naturales, puedes reducir la iluminación a unas 8 horas.

Como ves, iluminar una pecera no es tan fácil como colocar una bombilla y ya está. Tanto las plantas (si tienes) como los peces requieren una iluminación adecuada para su día a día. Seguro que así conseguirás que tu pecera o acuario tenga una imagen más vistosa y que no tengas problemas para mantener en buen estado a esas nuevas mascotas. ¿Te animas a poner una pecera o acuario ahora?

Si tienes más dudas sobre iluminación, nosotros somos expertos profesionales en el tema y podemos ayudarte en todas las preguntas que tengas sobre cómo iluminar. Solo tienes que preguntarnos y nosotros intentaremos asesorarte para que la solución sea la más acertada y satisfactoria para ti.

Últimas entradas