BlogKréalo!

20 de noviembre de 2019 publicado en

5 razones para usar luces led

girl-2739669_960_720

En el mercado llevan ya unos años las bombillas led. Muchos todavía no les han dado la oportunidad porque la diferencia de precio con otras bombillas, como las de bajo consumo, o las halógenas, es importante.

Pero, ¿sabes que usar luces led puede ser el futuro?

Usar luces led, un futuro muy presente

Cada vez son más los que se están pasando a los leds. Y no son solo en los hogares, también en las oficinas, en las calles, en los Ayuntamientos, etc.

Empiezan a usarse esas bombillas y la iluminación led en general para las decoraciones de navidad, para el verano, para exposiciones, para conciertos, etc. Será por algo, ¿no crees?

Nosotros hemos pensado en darte unas cuantas razones por las que los leds pueden ser lo que estás buscando.

1. La vida útil de un led no es la de otra bombilla

Y no te lo decimos nosotros solo. También los fabricantes de las bombillas. Vamos a darte los datos exactos.

La vida útil de una bombilla incandescente

Concretamente, es de 1200 horas. Pasado ese tiempo a lo mejor sigue funcionando, pero su luz ya no será la misma, ni por asomo. Y eso si no se ha terminado fundiendo algo, que es lo habitual.

Esto quiere decir que, con solo cuatro horas al día, en cuestión de 10 meses ya la tendrías que cambiar. Y eso usándola solo esas horas, si la usas más durará menos.

La vida útil de una bombilla de bajo consumo

Teniendo en cuenta que las bombillas incandescentes ya han desaparecido, porque no se venden y las que puedan quedar son las que tienen en las tiendas o que tengas en tu poder, las siguientes son las bombillas de bajo consumo. ¿Sabes cuánto duran?

Pues la respuesta es sencilla, un total de 10.000 horas. Como ves, es una diferencia muy significativa con respecto a las anteriores. Pero sigamos comentando.

Estas bombillas tienen el problema de contener mercurio que, como sabes, es muy contaminante. Por eso, cuando una bombilla se rompe, se suele decir que hay que abrir las ventanas y puertas para que el gas del mercurio no pueda hacernos daño a la salud. Además, son bombillas muy sensibles a los cambios de temperatura y a la humedad, hasta el punto de que pueden dejar de funcionar por eso mismo.

Y si le unimos que su encendido y apagado hace que se consuman, ¡sin usarlas apenas!

La vida útil de una bombilla led

Y ahora hablemos de los Led. Su vida suele ser de entre 30.000 y 50.000 horas de uso. Muchas veces es más, pero esta suele ser la media de iluminación.

Tienen además muchas ventajas, como el hecho de iluminarse al 100% nada más la enciendas (no como otras que tardan un tiempo en que la luz sea lo suficiente como para ver), y además son eficientes y buenas con el medio ambiente.

2. La factura de la luz se ha ido encareciendo en los últimos años

Por eso necesitas algo que te haga ahorrar y lo cierto es que vas a encontrarla: en las bombillas led. Para que te hagas una idea, y volviendo a los datos:

Consumo/año de una bombilla incandescente

Las bombillas incandescentes son unas derrochadoras. Del 100% de electricidad que reciben, solo usan el 5% para iluminar mientras que el 95 restante lo pierden. ¿A ti te gustaría perder dinero? Pues eso mismo es lo que consigues con las bombillas incandescentes.

Consumo/año de una bombilla de bajo consumo

Las de bajo consumo te ayudan a ahorrar, no podemos decir que no. Pero comparadas con los led, el ahorro no es tan significativo. Los expertos comentan que una bombilla de bajo consumo de unos 10W podría tener un consumo de entre 1 y 3 euros al año. Y si vamos subiendo el consumo de energía, el coste anual también va subiendo.

Consumo/año de una bombilla led

Hablamos, en este caso, de un consumo de 0,67 euros al año porque el consumo de energía suele ser de 5W. Pero tranquilo, que si quieres usar, por ejemplo, una de 19W, que tiene más de 150 lumens, pagarás menos de 3 euros al año.

3. Las bombillas led usan de verdad la electricidad que reciben

No vamos a decirte que la utilicen al 100%, porque eso sería mentirte, pero lo cierto es que los led son capaces de consumir un 80% de la energía para iluminar. Ya hemos comentado esto antes, pero para que veas la diferencia: en el caso de las bombillas incandescentes, se pierde el 95% de la luz que consume.

4. No da calor. O casi

Tampoco aquí vamos a decirte otra cosa. Las bombillas led sí que producen calor, un poquito. Pero no es, ni mucho menos, el calor que emiten otras bombillas como son las incandescentes o las de bajo consumo.

Eso las hace unas bombillas seguras para los niños, ya que, además de que apenas si dan calor, tampoco tienen materiales tóxicos y, por si no fuera suficiente, te diremos que son capaces de reducir las emisiones de CO2 (en un 80%) y la radiación electromagnética. ¿No las hace eso una buena elección para la iluminación, no solo de habitaciones infantiles, sino de todo el hogar?

5. Las luces led ofrecen una calidad a la que otras no llegan

Cuando enciendes la luz, quieres que te ilumine, ¿verdad? Pero no quieres que transforme todo, ¿a que no? Con los leds eso no pasa gracias a que es capaz de reproducir los tonos de luz de una manera muy eficiente. Cuando quieras una luz fría, la tendrás, cuando sea una luz neutra (que es la luz habitual, la más parecida a la solar), también, y si quieres una luz cálida, igual.

Por su parte, el índice cromático va a conseguir un resultado increíble. Para que te hagas una idea, hablamos de que tiene entre 70 y 80 sobre 100 de índice lo que hace que pueda adaptarse a cualquier ambiente.

Como ves, los leds son eficientes. Y aunque salen más caros que otras bombillas, te durarán mucho más tiempo, lo cual, hará que, a la larga, estés ahorrando en lo que invertiste por esa bombilla y en todo lo que ahorras de electricidad, de no cambiarla y de más.

¿Cuando te pasas a los leds?