Detectores

Detectores para diferentes necesidades. Tenemos dectectores de humo, muy útiles en el hogar. También disponemos de detectores de movimiento fotoeléctricos o por infrarrojos.

  • Registros: 3
  • ver todos
  • Siguiente >
    < Anterior

Una manera de ahorrar a lo largo del día es utilizando poco las luces. Pero en ocasiones nos dejamos encendidas algunas y eso supone un gasto innecesario. Para ello, lo mejor son los detectores de movimiento por infrarrojos.

¿Para qué sirven los detectores de movimiento por infrarrojos?

Los detectores de movimiento por infrarrojo combinan un sensor de movimiento con un temporizador o un interruptor que se encarga de encender o apagar las luces para no tener que ir a ciegas y, una vez que no detectan la presencia, se apagan automáticamente.

Cómo funcionan los detectores de movimiento por infrarrojos

Son detectores muy sencillos y se basan en el calor que emiten las personas de tal manera que, detectan el movimiento y el calor, por lo que se encienden. De hecho, tienen muchos usos como:

Zonas de paso

Las zonas de paso, como por ejemplo pasillos o escaleras, suelen usarlos ya que es una manera de ahorrar en luz y tampoco tener que estar encendiendo y apagando cada vez que se pasa por ellos. También da más libertad ya que, al andar, es cuando se encienden y después se apagan automáticamente pasado un tiempo (o si no detectan la presencia de la persona).

Aparcamientos

Es una forma sencilla de que las luces estén apagadas y no tengas que buscar un interruptor para que haya luz ya que con los detectores de movimiento por infrarrojos se encenderán automáticamente en cuanto la fuente de calor esté cerca.

Naves industriales

O zonas amplias donde se puedan tener varias fases de luz pero no haya que encenderlas todas a la vez. Unos detectores de movimiento por infrarrojos ahorrarían el tiempo que se pierde en tener que accionar las luces que se necesitan en determinados casos (para ir por material o a distintas secciones) y después dejarlas encendidas.

Zonas de poco tránsito

Hablamos sobre todo de habitaciones donde no se suele pasar a menudo, por ejemplo bajos o trasteros donde no se entra a menudo o donde apenas si se va. Son zonas que, solo necesitas iluminar en momentos puntuales.

Zonas exteriores

Para salir al jardín o incluso en la cochera, con el objeto de no tener que estar pendiente de haber encendido la luz o de dejarla encendida por algún olvido. Es una forma de conseguir ahorrar y al mismo tiempo olvidarte de que hay que encender o apagar las luces antes de salir o al volver.

¿Necesitas detectores de movimiento por infrarrojos? Pues no lo dudes, en Krealo disponemos de varios modelos.